ES Fiordos Noruega » Día 2. Preikestolen
Día 2. Preikestolen
24 jul 2016

Día 2. Preikestolen

La mañana comenzó bien temprano. A eso

24 jul 2016

La mañana comenzó bien temprano. A eso de las 6:00 horas ya estábamos en pie dispuestos a disfrutar del desayuno. Entre tostadas y café, fuimos comentando los pormenores de la jornada que nos esperaba; el ascenso hasta el famoso Preikestolen, en español “El Púlpito”.

Iniciamos el viaje desplazándonos desde Skudeneshavn hasta Stavanger. Menos de cien kilómetros que tardamos casi dos horas en cubrir. En Noruega, la distancia más corta entre dos puntos no es una línea recta. Aquí la orografía marca inefablemente el diseño de las comunicaciones. Puentes, carreteras, caminos y ferries, han sido convenientemente ubicados siguiendo las caprichosas formas de la geografía nórdica. Por eso, una distancia en apariencia tan corta, tarda mucho más de lo previsible en recorrerse. Una vez en Stavanger, tomamos el ferry a Tau. Desde allí conducimos durante 20 minutos hasta llegar al aparcamiento donde su ubica el inicio de la ruta. Y ¿qué encontramos? El caos más absoluto. Los más de 20º grados habían animado a muchos noruegos a subir hasta el “Púlpito”. La afluencia de la gente local más los que nos acercábamos de fuera, provocó una inmensa cola que atrapó a todos los que se iban incorporando. Una de las pocas personas que trataba de poner orden entre tanto caos, nos informó que, si queríamos subir hasta arriba ese día, la única opción era desplazarnos al pueblo más cercano y tomar el autobús local que asciende diariamente hasta el campamento base. Estos vehículos eran los únicos que tenían derecho a subir sorteando la kilométrica cola de coches retenidos que se habia formado.
Por desgracia llegamos al punto de salida en el preciso momento en el que el autobús arrancaba hacía su destino. Mantuvimos la espera almorzando bajo un precioso aliso que nos cobijó con su fresca sombra. Tras más de dos horas de espera, cuando la esperanza de subir comenzaba a decaer, apareció a lo lejos nuestro deseado autobús para llevarnos (esta vez sí) hasta el inicio de la ruta hacia el Preikestolen.

Eran las 15:00 cuando comenzamos el ascenso entre los cientos de personas que se congregaban. La temperatura ambiente era de 18 grados. Hemos de mencionar que tuvimos suerte con la climatología. Es desolador subir hasta arriba y descubrir como las espectaculares vistas del Lysefjord quedan eclipsadas entra la neblina. Sin embargo, nuestra suerte era otra. Fueron más de dos horas de ascenso con un trasfondo natural espectacular, entre escarpados senderos de montaña y lagos glaciales como testigo de nuestra aventura. A eso de las 17:00 horas conseguimos llegar hasta el famoso saliente rocoso que se levanta más de 600 metros sobre el nivel del mar.  Desde allí pudimos disfrutar de unas brutales vistas sobre toda la comarca de Ryfylke. Recuperamos fuerzas y brindamos por el éxito de nuestra travesía. Tuvimos tiempo de hacer numerosas fotos antes de emprender el descenso.

Una vez abajo seguimos nuestro camino rumbo a Skudesnhavn ferry de por medio. La mala suerte quiso que perdiéramos un par de conexiones y la hora de llegada se extendiera hasta bien entrada la noche. Al llegar a nuestro querido campamento nos esperaba una sabrosa ensalada de pasta con la que recuperar fuerzas después de una agotadora jornada.

 DSC06881 DSC06996

Deja un comentario
Más Posts
Comentarios
Comentario